PESE A APROBACIÓN DEL PROYECTO

Municipio insistirá en oposición a termoeléctrica


     Tristes, pero no derrotados. Así está el ánimo en la Municipalidad de Cabrero, tras conocerse la aprobación de la central termoeléctrica que se instalará en el límite urbano, para generar 20 megawatts con biomasa. El asesor jurídico del Municipio, abogado Juan Sanhueza, quien presentó la última defensa ante el pleno del comité regional, dijo que aún quedan instancias administrativas y judiciales, no descartando incluso la posibilidad de presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Concepción.

     La Municipalidad recordó la serie de acciones emprendidas por el alcalde Mario Gierke y el equipo profesional de la corporación edilicia para oponerse a esta planta termoeléctrica –la séptima que se instalará en la comuna- aduciendo que contaminará una zona urbana ya saturada y que extraerá más agua de napas subterráneas que las que utiliza toda la ciudad en este momento. Aun así, el comité, reunido la tarde del lunes en Concepción, aprobó por seis votos a favor y tres en contra, este proyecto presentado por la empresa Terra Cabrero, aduciendo que se cumple con toda la normativa y que no es necesario hacer un estudio de impacto ambiental.

     El alcalde Gierke insistió en la oposición del Municipio y la ciudadanía, porque la planta producirá una sinergia, ya que no es la única en la comuna. El aire está contaminado y, aunque sea marginal lo que emita esta nueva instalación, afectará a un área saturada, como lo reconoce la propia Declaración de Impacto Ambiental  presentada por la empresa.
Sobre las napas subterráneas, aunque la Declaración fundamenta que es de gran profundidad y tamaño, el alcalde y el equipo municipal postulan que afectará a una zona ya deprimida, con déficit hídrico, poniendo en peligro las condiciones sanitarias y económicas de la población.

     Desde que comenzó este proceso, en agosto pasado, el alcalde desplegó una serie de entrevistas con secretarios regionales ministeriales, el intendente e incluso con el ministro de Energía, Máximo Pacheco, sobre el peligro de aprobar una planta en esa zona, por lo que demandaba la realización de un estudio de impacto ambiental, no sólo una declaración.  Eso daría paso a un análisis más profundo de las sinergias que podría provocar y abría la posibilidad de una participación ciudadana más amplia, como lo dijo la Presidenta Michelle Bachelet, al presentar la Agenda Pública de Energía.
 

     La votación en el Comité Ambiental Regional tuvo los votos en contra de los seremis de Desarrollo Social, Minería y Vivienda y Urbanismo. Plantearon la preocupación por esa sinergia, en un área crítica y la necesidad de un estudio de impacto ambiental y escuchar más a la ciudadanía. Los votos a favor de la instalación los entregaron el intendente Rodrigo Díaz y los seremis de Medio Ambiente, Salud, Energía, Agricultura y el Servicio de Evaluación Ambiental Bio Bío (SEA). 
Si bien algunos seremis recordaron las presentaciones que les hizo el alcalde y el Municipio, finalmente el proyecto fue aprobado, pese a varias dudas, entre otras, que no se conoce qué sucederá con el manganeso que allí se procese y si el Canal Zañartu aprobará el vaciado de residuos líquidos a un curso de agua cercano.

EN LA SERIE DE FOTOGRAFIAS, la sesión del Comité Ambiental Regional, presidido por el intendente Rodrigo Díaz.  En una de las fotos, el abogado asesor jurídico del Municipio, Juan Sanhueza, dirigiéndose al intendente y a los seremis, con la última defensa de la posición municipal y de la comunidad, sintetizando los argumentos antes presentados por el alcalde y el equipo municipal.



10-06-2014 | Visto 4190 veces