La Comuna de Cabrero te invita a descubrir la incalculable riqueza que existe en su gente y en su tierra; invitación que tiene sus fundamentos en una sorprendente historia que nos relata las grandes transformaciones del paisaje natural y cultural de nuestra zona, generando nuevos espacios para elevar el nivel de desarrollo de sus habitantes.

La extensa zona comprendida entre los ríos Itata y Laja, donde se ubica la comuna, fue originalmente improductivo y escasamente poblado. Gracias a diversas obras de riego de los pioneros y colonizadores, aquel agreste paisaje arenoso se transformó en un suelo apto para el desarrollo silvoagropecuario; a la construcción del ferrocarril del sur y sus ramales, que profundizó la tendencia general al crecimiento socio-económico de la segunda mitad del siglo XIX; a la política gubernativa de poblamiento y programa de evangelización de la Iglesia, que redundaría en una concentración poblacional y, de una línea de reordenamiento administrativo, dieron las condiciones necesarias para la incorporación definitiva al progreso de vastas zonas de la región.

Nuestra zona pertenecía a la comuna de Yumbel, extenso territorio constituido por cuatro subdelegaciones: Yumbel, Tomeco, Salto del Laja y Las Perlas. Razones de distancia, numerosa población y la existencia de importantes centros urbanos, llevaron al Presidente Federico Errázuriz a crear una municipalidad con el nombre de Las Perlas, el 7 de septiembre de 1897, estableciendo su capital en la villa de Cabrero, que según el censo de 1895, contaba con 700 habitantes.

Con este nombre tomó cuerpo, se organizó y consolidó por más de 30 años nuestro territorio. El 30 de diciembre de 1927, se dicta una nueva división administrativa que da el nombre de comuna de Cabrero, conservando los antiguos límites de las dos subdelegaciones que la componían, Las Perlas y Tomeco, y quedando bajo la jurisdicción del nuevo departamento de Yumbel de la provincia de Concepción.

Después de medio siglo de historia, en 1974 se pone en marcha un nuevo proceso de regionalización; el departamento de Yumbel pasa a formar parte de la provincia de Bío-Bío y, en 1979, se produce un sustancial intercambio de territorio con la comuna madre: todo el sector ubicado al poniente de Río Claro pasa a Yumbel y todo el sector de Monte Águila, Charrúa, Chilloncito y Salto del Laja se integra a la comuna de Cabrero.

Así nuestra comuna, ubicada en el centro de la Región del Bío-Bío y en la mitad longitudinal y latitudinal de Chile, se proyecta a un nuevo futuro, donde el esfuerzo permanente, solidario y democrático de sus autoridades y habitantes, la consolidará en la posición de ser una comuna progresista y de encuentro saludable para todos.